¿Cómo son los equipos de alto desempeño?



Analicemos cuáles son las variables que consideramos importantes al evaluar el desempeño de un equipo (la contrapartida del EAD son los que yo llamo "Equipos Tóxicos").

1. Comparten una visión: Maradona había puesto una imagen en todas las habitaciones con la frase "Sueña que podrás y podrás". Efectivamente la visión es un sueño. Es imaginar el lugar donde querríamos encontrarnos y en el que hoy ... no estamos. La misma debería ser compartida por todo el equipo, y la mejor forma de asegurar el compromiso con una visión es que todos hayan tenido posibilidad de participar de alguna manera en el diseño de la misma.

Por otra parte, debe ser bien específica y concreta. En el caso del seleccionado, un ejemplo podría ser la frase "Queremos ser campeones del mundo del mundial 2010, mediante un juego que combine la técnica, el trabajo colectivo, la inventiva de nuestros jugadores y el juego limpio".

2. Asumen compromisos entre sus miembros: Ello no incluye solamente una división de roles y responsabilidades ("en qué puestos juega y de qué función se va a hacer cargo cada mienbro del equipo"), sino también un código de valores que respetarán más allá de cualquier circunstancia.

3. Son coherentes: Tienen una absoluta coherencia entre lo que declaran y lo que hacen. Si la honestidad es un valor, no castigan a uno de sus miembros cuando éste honestamente dice lo que piensa más allá de que lo que diga no sea del agrado de aquellos que dirigen el equipo.

4. Persisten en alcanzar sus objetivos: Esto implica que no se resignan frente a las adversidades ("Si nos hacen un gol, no bajaremos los brazos"). Son conscientes de que pueden producirse imprevistos que afecten lo planificado, pero su "norte" sigue siendo alcanzar los objetivos propuestos.

5. Están orientados a la acción: Evitan la tentación de "la queja complaciente" frente a los obstáculos. Se preguntan "¿Qué es lo que podemos hacer para lograr el objetivo en forma eficiente?", pero de allí se vuelcan directamente a la acción para lograr el mismo. Tienen el "sentido de urgencia".

6. Cultivan relaciones de confianza: Ello significa generar un espacio de cuidado entre sus miembros, en el cual todos puedan sentirse escuchados. También asegurarse de que en el esfuerzo por lograr sus objetivos "ninguna relación resulte dañada". En otras palabras, "no sólo logran resultados extraordinarios ... también desarrollan relaciones extraordinarias".

7. Analizan frecuentemente la forma en que trabajan: La autocrítica no surge sólamente cuando "pierden", sino también cuando "ganan". Evalúan a partir de la experiencia "qué desean conservar", "que deberían hacer que no están haciendo" y "qué deberían dejar de hacer de aquello que vienen haciendo". Ello no sólo referido a la estrategia y las acciones concretas, sino también a cómo está participando cada miembro del equipo.

8. Se sienten positivamente integrados: Están orgullosos de pertenecer al equipo y hablan bien de éste frente a todos. Son conscientes de que es un privilegio formar parte del mismo.

9. Celebran sus logros: No importa cuán pequeños sean. Siempre tienen un espacio de celebración ("tanto si evitan un gol como si lo logran"). Asimismo, la celebración del logro es del "equipo como un todo", no sólo de alguno de sus miembros. En pocas palabras, el "goleador no puede hacer nada solo, sin un equipo atrás que lo sustente".

10. El liderazgo es interdependiente: Si bien puede haber un "poder formal", el equipo sabe delegar autoridad a distintos miembros según el contexto y el desafío que enfrenten. El bien común se encuentra por encima de las ambiciones personales. No hay lugar para el ego personal.

11. Asumen responsabilidad incondicional: En ningún momento "buscan culpables" por los fracasos que enfrentan. Al contrario, aprenden de la experiencia con preguntas como "¿De qué manera contribuimos, por acción u omisión, a que se generara este resultado?".

En síntesis, queremos resaltar que las variables que distinguen a un equipo de alto desempeño no están determinadas por que siempre alcancen el resultado, sino por los procesos que dentro de éste se generan.

Es cierto que si ponemos el foco en "la forma en que trabajamos" y aprendemos de la experiencia, a la larga obtendremos los resultados deseados. Pero siempre existirán imponderables que estarán más allá de nuestras posibilidades y que influirán en el resultado final.

En otras palabras, si hemos aprendido de esta experiencia ...

"podremos haber perdido este mundial, pero tendremos muchos otros por delante por ganar"

Hasta la próxima ...